#BECAScomoDERECHO

El Boletín Oficial de Castilla y León arrojaba hace pocos días un dato que es un resumen de lo que la nueva política que el PP nos ha traído en cuanto a recortes en libertades y derechos. En el BOCyL se plasmaba la cantidad de estudiantes que, aún teniendo derecho a beca por cumplir todos los requisitos, no van a recibir ni un duro porque el presupuesto se ha adelgazado tanto que no hay para todos. Y ojo, que esos requisitos, ya de por si, no son fáciles de cumplir.

La educación es una de las más importantes bases de una sociedad, la que hace a todos iguales, y la que es capaz de democratizar las oportunidades. Cuado dos niños o niñas nacen en familias muy distantes en cuanto a recursos, hay dos caminos.

El primero es ponerles en la misma línea de salida, y que la meta esté para los a la misma distancia y sin obstáculos. Eso garantizará que cualquier español, nazca donde nazca, tenga las mismas oportunidades que los demás. La otra es que lo que está haciendo el PP ahora, llenar de obstáculos la calle del que menos tiene, y adelantar la salida de los que más. Si no pasan los obstáculos, el que menos tiene tendrá que abandonar los estudios o será sencillamente apartado; el que más, tendrá la ayuda del dinero.

Para el primero de los caminos el Estado tiene garantizar apoyo escolar para quienes tienen más dificultades, y apoyo económico para quienes sus recursos no les permiten estudiar. Esto si es hacer una sociedad igualitaria, donde todos los talentos son aprovechados en beneficio de la economía, la cultura y el desarrollo; pero sobre todo para garantizar la dignidad de todas las familias.

Para el segundo de los caminos solo tenemos que hacer las cosas como las está haciendo el PP ahora, privando a los estudiantes del apoyo necesario en cada caso para avanzar. Liquidar la educación pública en beneficio de la privada y de quienes pueden pagarla.

Por eso es necesario establecer las becas como un derecho de los alumnos, como hizo el gobierno de Zapatero, y no que estén al antojo de las partidas presupuestarias que manejan los gobiernos. Es decir, si se cumplen los requisitos, el Estado está obligado por ley a dotar económicamente esa partida de becas, sea como sea. Así sentaremos las bases para el progreso de la sociedad y para garantizar la igualdad de oportunidades.

Tags: , , ,

Comments are closed.