Mis razones para hacer huelga #14Nvamos

Mañana 14 de noviembre hay convocada una huelga general, y yo no iré a trabajar. Me quedaré en mi casa como forma de protesta por una política tan injusta como equivocada. Me quedaré por el apoyo a miles de familias que lo están pasando mal, a mieles de estudiantes que tienen que pagar más por sus matrículas y no tienen beca. Me quedaré en casa en apoyo a la investigación, a la educación y la sanidad públicas. También por los pensionistas que tienen más cargas que nunca, y ahora son más necesarios, ya que sostienen a muchas familias.

Me quedaré por los inmigrantes sin tarjeta sanitaria, por los miles de profesores que han ido a la calle por el castigo a la educación pública, y los miles de profesionales de la sanidad cuya ausencia significa que tenemos menos igualdad entre españoles.

También me quedaré en casa por los desahuciados, porque durante demasiado tiempo hemos estado ajenos al problema. Me quedaré en casa por los jóvenes que se tienen que marchar rumbo a otro país desangrando el futuro de esta sociedad.

Me quedaré en casa por la falta total de ideas de un gobierno que solo busca un cambio de modelo social y económico que beneficie a los más ricos y deje tirados a los que menos tienen. Además no iré a trabajar por un montón de parados que han perdido su trabajo por una reforma laboral injusta y voraz que deja desamparados a los trabajadores y trabajadoras, y por las familias que no tienen ningún tipo de prestación.

Por todas esas cosas haré huelga, pero sobre todo porque es un derecho que ha costado mucho conseguir y por el que muchos hombres y mujeres en el mundo han perdido la vida, han pisado la cárcel y han sido reprimidos. Haré huelga por la injusticia que se comete cuando se responsabiliza a los huelguistas de la crisis en este país y de dar mala imagen en el resto del mundo. Eso es muy injusto.

Haré huelga por todos aquellos que no la pueden hacer, porque se lo impedirá el piquete más poderoso que hay: el miedo. El miedo a perder el trabajo porque su jefe no lo comparta, el miedo a sufrir represalias en su empresa. Pido respeto a todos en la jornada de huelga, para los que hacen huelga y para los que no, pero me temo que una vez más, quien no va a tener respeto, es ese piquete silencioso que atenaza a los trabajadores y les coarta a la hora de expresar su sentir.

Hay sobradas razones para hacer huelga, nunca ha habido tantas.

Tags:

Comments are closed.